Clase 08. El animal-personaje

El animal-personaje: la mascota.

Desde los comienzos de las historias narradas los héroes, villanos, y muchos otros personajes han estado acompañados por mascotas, normalmente un amigo fiel que no le falla en ninguna situación.

El ser humano siempre ha necesitado la ayuda de algún animal en algún momento de la historia desde los comienzos de la domesticación, ya sea para un fin en concreto (tirar de un carro, caballo de batalla, vigilar la casa…) o simplemente como compañía.

De hecho, el término mascota proviene del francés mascotte, y se aplica a persona o animal que por traer buena fortuna, sirve de talismán, lo que nos da una idea de por qué el hombre se rodeaba de estos animales.
Pero una mascota es mucho más. Es un animal u objeto animado que es escogido como un identificador o símbolo para representar algo. De esta manera, la mascota establecerá un vínculo tal con su dueño, que nos proporcionará más datos acerca del mismo- la personalidad de la mascota, será un complemento a la del dueño, ya sea en términos de equiparación o de contraste.

En el cómic esto se ve reflejado a la perfección, incluso haciendo famosa a dicha mascota (todo el mundo conoce a Milú, el perro de Tintín o a Ideafix).

1.jpg

Tipos de mascotas (real y ficticia).

Tanto en la realidad como en la ficción ha habido grandes ejemplos de mascotas al servicio de sus dueños.

Ejemplo de ello es Ideafix, el perro de Obelix, que acompaña a su dueño y protagoniza las más disparatadas situaciones.
Un ejemplo más terrenal es Babieca, el caballo del Cid, que le acompañó en todas sus batallas, incluso cuando estaba muerto.

Una mascota puede ser un animal terrenal o inventado, como por ejemplo un dragón, ser mitológico donde los haya, o un robot.

Dejando al margen estos asuntos, todos los tipos de mascotas se pueden separar en dos coincidiendo con su función en la historia:

De tipo funcional

Aquellos seres o animales que sirven sus habilidades al dueño por la profesión o las necesidades del mismo. Como por ejemplo, la montura de un caballero, el perro lazarillo de un invidente o los tiburones del foso de un supervillano.

4b.jpg

De tipo afectivo

Aquellos que están en la historia para dar compañía a su dueño. Normalmente estos personaje/mascota suelen tener algún papel secundario.

4c.jpg

Podemos coger cualquier tipo de animal que se nos ocurra, de tal manera que estableceríamos también dos tipos de relación con el dueño:

Complementación

Lo que le ocurra a la mascota será un reflejo de los que le ocurra al dueño. Esto quiere decir que ambos serán muy similares y reaccionarán de forma parecida ante el mismo estímulo.

8.jpg

Contraste

La mascota resultará ser un contrapunto inesperado al personaje, siendo algo totalmente inesperado y que nos da unos daos sobre el personaje que no sabíamos. Se utiliza mucho para situaciones cómicas o chocantes.

9.jpg

La humanización.

Cuando el personaje/mascota cobra protagonismo, al autor le interesa poder expresar los sentimientos para captar la mayor atención del lector sobre ese personaje. Para ello se utiliza un método, usado desde el comienzo de las fábulas y que Disney y Warner realizaron grandes estudios sobre el: la humanización de mascotas.

4f.jpg

Esta técnica consiste en dotar de expresividad humana a algo que no lo es, para que el lector pueda ver el estado de ánimo del ser y así comprenderlo. Además de interactuar más activamente en la historia con el personaje principal o secundarios.

Las expresiones gestuales y corporales de la mascota serán prácticamente iguales a las utilizadas en las personas.

Psicología del personaje y su mascota.

Siempre se ha dicho que la mascota se parece al dueño. Bien. La personalidad del personaje guiará sus gustos por la ropa que elija, los complementos y muchos aspectos de su vida cotidiana. Una mascota es un animal que eliges por varios motivos, y por lo tanto, será acorde con esos gustos y necesidades que son propios de cada personaje.

La mascota, vera supeditado su tipo por los gustos del dueño, por ejemplo, un Lord del Abismo tendrá como mascota a una Sierpe de las Sombras de 10 metros antes que a un chiguagua con un lazo rosa. A menos que se quiera hacer un contrapunto o una situación cómica.

7.jpg

Monstruos y animales.

La anatomía animal, requiere un estudio propio al igual que la humana para un desarrollo perfecto. Debido a la falta de tiempo de un artista, lo más recomendable es usar mucha documentación sobre el animal a dibujar y fijarse mucho en el por qué de sus articulaciones, extremidades, pelaje y anatomía.

Un animal, ya sea inventado o no, requiere de unos detalles a tener en cuenta.
Todo animal esta adaptado a unas circunstancias de su medio, por lo que deberá estar adaptado a el. Por ejemplo, un ser que viva en un ambiente frío y nevado tendrá el pelo muy largo para protegerse del frío y seguramente lo tendrá de color blanco para ocultarse en la nieve que le rodea. Si es un depredador, lo mas probable será que tenga una expresión fiera y una boca adaptada a esta forma de vida (colmillos, dientes puntiagudos, mandíbulas potentes,…) además de garras.
Estos son los detalles que nos van a dar una credibilidad a nuestro animal o monstruo.

11.jpg

Para la creación de seres inventados se suele recurrir a la técnica de juntar partes de animales reales, esto se viene haciendo desde la antigüedad con las bestias mitológicas. Ejemplo de ello son unicornios, quimeras, gárgolas, etc…

Para la creación de animales o bestias se usa la llamada “anatomía comparada”. Esta técnica se basa en comparar las articulaciones animales con las de un cuerpo humano.
Esta técnica es útil, sobretodo con los mamíferos superiores como caballos, leones, perros, etc…

10.jpg

Sabiendo cual es la estructura ósea de un humano se puede saber que cualquier animal, va a tener unos codos, unas rodillas, una caja torácica… que van a funcionar de forma parecida a como lo hacen en un cuerpo humano. Esto nos ayudará mucho a la hora de mover al ser en una escena y a colocar músculos en el mismo.

Insisto en la utilización de mucha documentación cuando se dibuje un animal.

Algunos monstruos o animales ficticios tienen una cierta base humana en la cual esta técnica será de gran ayuda. Ejemplo de ello es un hombre-lobo.
Hay seres difíciles de dibujar con la anatomía comparada, ejemplo de ellos son los insectos.

5.jpg

Hay un truco para dibujar insectos. Debido a su esqueleto quitinoso que se acopla a su cuerpo, el insecto parece llevar una “armadura natural” y todas sus partes suelen estar unidas por articulaciones blandas. Esto le da al insecto un aspecto de “maquina” por ello cuando los dibujemos será mejor dibujarlos como si fueran un robot con sus articulaciones y partes rígidas.

Cuando dibujamos peces o aves tenemos que tener en cuenta que son seres adaptados a la vida en un fluido, en el caso de los peces el agua y las aves el aire. Por ello las formas de sus cuerpos son aerodinámicas (o hidrodinámicas), con formas suaves y sin formas que ofrezcan mucha resistencia. Aparte de las características plumas y escamas.

11b.jpg
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 License