Clase 16. Conclusiones finales

La preparación de una historia de Cómic

Ahora que ya conocemos algunos de los elementos que conforman una historia de cómic, y algunas convenciones que utilizaremos en su elaboración, veremos algunos de los pasos que se deben seguir para realizarla.

Pasos en la creación de un cómic

Cuando empezamos a crear nuestro cómic, debemos de seguir una serie de pasos para asegurarnos de su buena realización. Aunque estos pasos pueden realizarse en un orden distinto, es recomendable realizarlos todos.
El autor de cómic realizará todos estos pasos por él mismo, pero cuando se utilizan equipos de trabajo, cado uno tendrá un papel, que indicaremos en las distintas fases.

Idea

Lo primero para empezar es tener una idea de lo que se quiere realizar y de la forma en la que se quiere contar. Además, se tiene que tener en cuenta el tipo de dibujo (estilo) que le sería más conveniente a cada historia.
La idea puede ser del guionista (lo usual) o del dibujante, aunque es bastante normal que se llegue a un consenso.

Guión y desarrollo

Después de saber qué es lo que queremos hacer, debemos proceder a ponerlo sobre papel y crear un primer guión previo. Este guión, que puede (y prácticamente siempre lo hace) modificarse, servirá para sentar las bases de la historia. Hemos de tener muy en cuenta el número de páginas en la que queremos que se desarrolle la historia.
El guión lo desarrolla el guionista normalmente.

Distribución de páginas

Sabiendo ya lo que queremos contar y cómo, debemos decidir en cuántas páginas y qué se ha de contar en cada una de las páginas de la historia. Esto es importante, ya que nos ayudará a calcular justamente lo que queremos contar y que no nos sobren o falten datos.
La distribución de páginas es normal que la haga el guionista.

Distribución de viñetas

Cuando ya se sabe qué parte va en cada página, se puede proceder a diseñar la forma que van a tener las viñetas dentro de la página. Al mismo tiempo que se elige la forma, se ha de elegir el tipo de planos de cámara que se van a utilizar en cada momento.
La distribución de viñetas la puede realizar el dibujante o, en algunos casos, el guionista, pero es común que haya un acuerdo entre ellos a este respecto.

Dibujo

El dibujo es la parte más larga del desarrollo de la historia de cómic, y tiene que desarrollar los acontecimientos que se narran en el guión en los planos que han sido decididos de antemano. El dibujo podrá ser modificado en esta fase, al igual que el guión; el dibujante tendrá más o menos libertad de acción si se pone de acuerdo con el guionista.
El dibujo se puede realizar con lápiz normal o con lápiz azul. La particularidad de usar lápiz azul es que la fotocopia no lo registra y, entonces, se puede entintar libremente encima sin que las líneas de abocetado se vean en el dibujo final.
El dibujo es realizado por uno o más dibujantes.

Entintado

El entintado es el proceso en el cual se pasan a limpio los dibujos realizados a lápiz. Es una parte muy importante del dibujo, ya que se descartan líneas y se dan otras como definitivas, creando la primera imagen del resultado total en la que la línea está valorada. El entintado no solamente repasa los bordes, si no que también rellena las zonas de negro de las viñetas y, en algunos casos, añade sombras al dibujo.
El entintado lo lleva normalmente un entintador a parte del dibujante, aunque algunos lo realizan ellos también.

Tramado

El tramado es el proceso por el cual se añaden tramas de líneas o puntos al dibujo para crear o bien texturas (telas, pelo, arena, etc…), para sombrear, o para añadir efectos especiales (especialmente psicológicos). El tramado no se suele utilizar si la historia va a ir en color, ya que se usa principalmente en el cómic en blanco y negro para evitar la monotonía.
El tramado lo suele hacer el entintador o, en el caso de ser tramas artificiales, hay tramadores profesionales. En ocasiones, lo hace el propio dibujante.

Color

El color se aplica sobre el dibujo ya entintado, aunque hay casos en que no se usa tinta y sólo se usa color. Hay muchas maneras de aplicarlo, mediante técnicas tradicionales o digitales (que, actualmente, son las más comunes) y muchas formas de hacerlo. No todos los cómics van en color, debido a su coste de producción, así que algunos se colorean a posteriori.
Del color es bastante habitual que se encargue un colorista aparte del dibujante principal, aunque hay condiciones de color que las establecerá el guionista.

Rotulado

El rotulado es el proceso por el que se colocan los bocadillos y los textos dentro de la historia. Esto ha de estar dispuesto en último lugar, ya que muchas veces no se puede calcular la cantidad de texto que se va a utilizar. El tipo de fuente, el color, el tamaño y otras cuestiones estéticas se colocan aquí. Actualmente, esta rotulación se hace de forma digital.
El rotulado lo hace normalmente un rotulista especializado bajo instrucciones del guionista, pero es también normal que la rotulación la haga el mismo guionista o el dibujante.

Otros elementos

Hay otros elementos que se necesitan a la hora de trabajar en una historia de cómic, que se han de tratar aparte.

Documentación

La documentación para la historia es muy importante, y es un hecho fundamental para que la historia se desarrolle correctamente y sin contradicciones. La documentación será distinta para un guionista que para un dibujante.
Para un dibujante, la documentación el ayudará a crear mundos, eventos y personajes más ricos y más sostenibles por ellos mismos. Para un guionista, una correcta documentación hará que su texto sea mejor, pero el reunir documentación para su dibujante hará que la historia se acerque más a lo que él había planeado y ayudará al dibujante en su tarea de interpretar el guión.

Diseño de Personajes

El diseño de los personajes es muy importante dentro del desarrollo de la historia, ya que han de cumplir algunas condiciones que han de servir para que todo el argumento esté hilado y que la historia resulte atractiva y coherente al lector. Se suelen preparar a parte de la historia y son dibujos referenciales que se utilizan para mirarlos cuando se tienen dudas acerca de los rasgos o la ropa.
Lo normal es que el guionista haga un tratamiento o descripción de los personajes, que el dibujante interpretará, y después este diseño habrá de ser aprobado por el guionista.

Portadas

Las portadas son una parte bastante importante de la historia de cómic. Es lo que normalmente empujará a los lectores a leer esa obra y, por ello, han de reunir unas características especiales:

  • Han de estar en color y, preferiblemente, con colores saturados o muy contrastados.
  • Han de tener alguno de los personajes que se encuentre en el interior, normalmente en alguna pose espectacular.
  • Debe anunciar el título de la historia y, por ello, deberá dejar un sitio para ello.

La portada puede estar realizada por un artista distinto al de las páginas interiores del cómic, pero también puede estar hecha por el mismo.

Sistemas de trabajo en el cómic

En el mundo del cómic, podremos ver cómo los artistas trabajan el cómic de distintas maneras.

Cómic americano

En el cómic americano suele haber un dibujante que realiza un guión que ha escrito un guionista, y cuenta con la ayuda de un entintador, un colorista y a veces con un rotulista. Los casos de autores completos son raros aunque existen.

Cómic Europeo

En el cómic europeo los autores de cómic suelen ser autores completos. Aunque hay bastantes casos de colaboraciones, suelen ser de dibujante y guionista y, en algunos casos, de dibujante y colorista.

Manga

En Japón se utiliza un método de trabajo diferente al que se usa en Europa y América. Aunque hay mangakas (autores de manga) independientes, lo normal es trabajar en grupos. Se trabaja por medio de estudios de producción, en la que hay entre tres y quince miembros, cada uno destinado a realizar un detalle en concreto: paisajes, tramas, animales, etc… En estos estudios hay un dibujante principal, que es el creador de la historia y, normalmente, quién dibuja a los personajes principales, y el resto son ayudantes especializados. El dibujante principal también dará los toques finales a la historia.
Esto hace que la producción japonesa sea inmensamente mayor que la de cualquier otro país.

Cartoon

El cómic cartoon suelen realizarlo autores completos, ya que en muchos casos se trata de tiras cómicas. De todas maneras, hay algunos casos de colaboraciones con guionistas para obras más largas, pero no es lo normal.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 License