Clase 01. Las proporciones

Las proporciones del cuerpo humano

Las proporciones del cuerpo humano, son una serie de normas y convenciones que se han utilizado en el arte a través de los siglos, para representar a la figura humana. Para ello, se han utilizado principalmente dos convenciones:

  • El estudio anatómico del cuerpo, que estudiaban rigurosamente al modelo para hacerlo real.
  • Los cánones de belleza de la época, que idealizaban al modelo para hacerlo bello.
01.jpg

La anatomía artística trata las cuestiones anatómicas que afectan directamente a la representación artística de la figura humana. Por ejemplo, los músculos que aparecen superficialmente y sus tensiones según las diferentes posturas y esfuerzos, y las transformaciones que se producen en función de la edad, de la "raza" y de las enfermedades. Las transformaciones anatómicas debidas al gesto y a las emociones, se estudian en una subdivisión denominada fisiognomía o bien fisiognómica. Este estudio es fundamental para la representación, tanto la realista como la abstracta, y se suele fundamentar en la observación del natural.

El canon era una serie de normas fijadas por uno o varios artistas para hacer que su modelo fuera bello de acuerdo a los preceptos de la época. Normalmente, estos cánones se mantienen de tal manera que forman a formar parte de la identidad de una escuela o incluso periodo artístico.

Existen muchos cánones de belleza, así que nombraremos los más característicos que se encuentran en el dibujo moderno:

Canon europeo y americano

El canon de belleza idealizada fue creado por los escultores griegos, que buscaban una mayor perfección en sus obras mediante la armonía de las matemáticas. Los cánones griegos marcaron tanto la escultura y la pintura de su época, como las de casi todo el arte en Europa hasta el siglo XIX, con excepción del arte románico y gótico. Existieron varios cánones, según el periodo y la escuela donde se dieran, pero fueron empujadas por los escultores.

Fidias es el primer gran escultor griego, y aquel que empieza a marcar cánones. Sus figuras poseen siete cabezas de alto, y empiezan a mostrar una preocupación por crear una musculatura real, a pesar de que resultan un poco artificiales aún. Los rostros son estáticos y todos muy similares, aunque la mayoría ya poseen sonrisa.
Policleto empieza a utilizar muchas más proporciones matemáticas, al tiempo que se afana más en mostrar una musculatura fuerte y rotunda que se asemeje más a la de los atletas.
Sin embargo, escultores como Lisipo prefieren un canon más esbelto y delicado, y utiliza ocho cabezas de altura. Intentan que el cuerpo no tenga una musculatura excesiva, sino que sea real De la misma manera, Praxíteles también usa ocho cabezas, pero añade la curvatura del cuerpo como un valor para la belleza. Estas esculturas toman como valor la suavidad de la representación de la piel

02.jpg
03.jpg
04.jpg

Ya en el Renacimiento italiano, se restableció el canon de belleza al redescubrirse la estatuaria romana, que no era sino copia de la griega, y que había permanecido ignorada para el arte desde el siglo V. Muchos artistas renacentistas investigaron y teorizaron acerca de estos cánones, con mayor o menos acierto.

Leonardo da Vinci, creó su propio canon de belleza humana y anatómica, a partir de las notas del arquitecto romano Vitruvio. Su Hombre de Vitruvio, tienen las siguientes características:

05.jpg
  • El cuerpo humano está dividido en dos mitades por los órganos sexuales, y el ombligo determina la sección áurea del cuerpo.
  • La longitud de los brazos extendidos de un hombre es igual a su altura.
  • La anchura máxima de los hombros es un cuarto de la altura de un hombre.
  • La altura de la cabeza hasta la barbilla es un octavo de la altura de un hom-bre. (ocho cabezas de altura)
  • La altura de la cabeza hasta el final de las costillas es un cuarto de la altura de un hombre.
  • Una palma es la anchura de cuatro dedos.
  • Un pie es la anchura de cuatro palmas.
  • Un antebrazo es la anchura de seis palmas.
  • La altura de un hombre son cuatro antebrazos (24 palmas).
  • Un paso es igual a cuatro antebrazos.
  • La distancia del codo al extremo de la mano es un quinto de la altura de un hombre.
  • La distancia del codo a la axila es un octavo de la altura de un hombre.
  • La longitud de la mano es un décimo de la altura de un hombre.
  • La distancia de la barbilla a la nariz es un tercio de la longitud de la cara.
  • La distancia entre el nacimiento del pelo y las cejas es un tercio de la longi-tud de la cara.
  • La altura de la oreja es un tercio de la longitud de la cara.

Estas proporciones armónicas se siguen tomando en la actualidad como las más exactas.

06.jpg
08.jpg

Canon oriental

En oriente, se dieron unos ideales de belleza distintos de los que se dieron en Europa. La cultura china fue la precursora en los artes de la pintura y el dibujo, y se entusiasmaba en pintar temas sencillos basados en la naturaleza. Para ello, utilizaban líneas curvas y sinuosas, que traspasaron también a sus figuras.
En Japón, los artistas se lanzaron hacia temas de la vida cotidiana en el siglo XVIII, incluyendo a la figura humana, y aplicaron todas las características del arte chino:

  • Líneas sinuosas para las figuras, que nunca aparecían rectas, sino curvadas, perdiendo toda concepción de quietud.
  • Uso de la diagonal como ideal de equilibrio, tanto de la composición como de las figuras.
  • Simplicidad en los rasgos, redondeados y blandos.
  • Identificación de la figura con formas naturales como acercamiento a la belleza.
09.jpg
10.jpg

Canon africano

A pesar de que el arte africano está caracterizado por la grandísima variedad de estilos debido a sus múltiples tribus, sí que es cierto que se pueden encontrar patrones de belleza semejantes en la representación humana. De hecho, la representación humana tiene una importancia singular en el arte africano, pues tiende a representarse una y otra vez, con significados diversos.

  • Ya que el arte africano tiene una representación bastante abstracta (ya que representa ideas y no realidad), el cuerpo humano es bastante inexacto y no se preocupa por el realismo.
  • Las extremidades son de corto tamaño.
  • La cabeza posee una gran longitud.
  • Los genitales se remarcan y se aumentan de tamaño.
  • Se usan multitud de símbolos y de adornos en la piel humana.

Lo que se busca en este arte es que la figura humana exprese ideas mediante la exageración de las partes importantes y el uso de símbolos.

11.jpg
12.jpg
14.jpg

Las proporciones en el cómic

En el mundo del cómic, las proporciones humanas son muy importantes, ya que suelen aparecer constantemente en las viñetas. Ayudándonos de las proporciones no solamente se construirá un tipo de estilo, sino que además ayudará a que las figuras resulten más reales y nos podamos identificar con ellas.

Según los estilos, podemos encontrar diversos tipos de proporciones.

Cómic Americano

En el cómic americano, se utiliza una anatomía rigurosa, que desciende de la anatomía europea. La mayoría de los autores la respeta, y muchos se basan directa-mente en los escritos de Andrew Loomis, ilustrador americano que escribió grandes libros de dibujo que se pueden encontrar de forma gratuita en la red (http://www.placidchaos.com/Loomis/)

15.jpg
16.jpg
17.jpg

Cómic Europeo

La tradición artística en Europa ha hecho que aquí se usen unas proporciones clásicas, aunque siempre con alguna libertad que ayude a que la figura posea en su expresión una personalidad propia.

18.jpg
19.jpg
20.jpg

Manga

En el manga, existen unas proporciones convenidas que se basan también en las europeas, por influencia del cómic americano. De todas formas, el manga sigue conservando características de los cánones orientales, como son las líneas sinuosas, el alargamiento de la figura y la excesiva simplificación. Todo esto hace que muchas veces este estilo se despreocupe de las proporciones por otros efectos.
Cabe destacar que, según el estilo de manga, el estilo cambia radicalmente.

  • En el manga kodomo (para niños) el dibujo es simple y no se preocupa por las proporciones, porque está destinado al público infantil.
  • En el manga shōjo (para chicas adolescentes) el dibujo suele ser suave, alargado y manido, y tampoco se preocupan por las proporciones. Esto es debido a que suelen ser historias donde predominan los sentimientos antes que la realidad.
21.jpg
  • En el manga shōnen (para chicos adolescentes) el dibujo cobra más variedad, y suele tener unas proporciones más realistas combinadas con elementos deformados para dar expresión.
22.jpg
  • En el manga seinen (para hombres adultos) el dibujo suele ser bastante realista y se preocupa mucho de las proporciones.
23.jpg
  • En el manga josei (para mujeres adultas), el dibujo cobra más realismo, pero no hay tanta preocupación por las proporciones.

Cartoon

El estilo cartoon no respeta apenas las proporciones realistas del cuerpo humano y tiende a exagerar las características existentes, ya sea por exceso o por defecto.

24.jpg
25.jpg

Diferencias de género

A la hora de representar a la figura humana, se presentan notables diferencias entre el dibujo de un hombre y el de una mujer. Esas diferencias vienen dadas no por el rostro o el cabello, sino por las diferencias fisiológicas que existen entre ambos géneros.

26.jpg
  • En general, los hombres son más altos y corpulentos que las mujeres, y su estructura ósea es mucho más grande.
  • Los hombres poseen los hombros más anchos que las mujeres, debido en parte a esta corpulencia.
  • Las manos y los pies de los hombres suelen ser mayores que los de la mujer, ya que sus articulaciones suelen ser más gruesas.
  • Las formas de los músculos de la mujer son mucho más redondeadas que los del hombre, debido a su menor capacidad y a la tendencia a retener lí-quidos.
  • Debido a las glándulas mamarias, la mujer posee unos pechos desarrollados que pueden varias mucho en forma y tamaño.
  • La pelvis de la mujer es diferente a la del hombre, ya que está preparada para el parto. Por ello, la mujer tiene una cintura más estrecha que el hom-bre, y una cadera más grande y redondeada.
28.jpg

Modelos simplificados

A la hora de dibujar una figura humana, hay una serie de modelos con los cuáles se puede esbozar rápidamente. Esto supone una gran ventaja en cuanto a que la simplificación ayuda a captar de una manera más sencilla el movimiento de la figura humana. Una vez realizados estos esquemas, resulta más fácil elegir las líneas definitivas que se usaran en el dibujo final.

31.jpg

Los modelos que se utilizan son tres, y se utilizan de forma alternada, sin ser uno mejor o peor que otro, ya que suele ser cuestión de preferencias personales.

Modelo de “palotes”

Es el modelo más simplificado. Consiste en trazar un círculo para la cabeza, y líneas rectas esquemáticas que representen las distintas zonas articuladas del cuerpo (brazos, antebrazos, piernas, muslos, cuello). Pone especial interés en los hombros, la cintura y la cadera.

32.jpg

Modelo de “bolas”

Es un modelo que se encuentra a medio camino entre el de palotes y el de cajas. Utiliza círculos o “bolas” para representar los músculos de las zonas articuladas del cuerpo, donde en el modelo anterior sólo se usaba una línea. Se hace cargo de los brazos y las piernas de forma especial.

33.jpg

Modelo de “cajas”

El modelo de cajas se trata del modelo más complejo y el que más se parecerá al modelo terminado. Se vale de “cajas” o formas geométricas simples que sustituyen a las distintas partes articuladas del cuerpo, como hacían los globos o los palotes. Se concentra especialmente en el tronco y la cabeza.
Este modelo es muy similar al que se utiliza al dibujar los maniquíes especiales de dibujo.

35.jpg

Existen además modelos mixtos que combinan dos de los modelos simplificados, normalmente cajas y palotes o bolas y cajas.

37.jpg
38.jpg

Modelos

39.jpg
40.jpg
41.jpg
42.jpg
43.jpg
44.jpg
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 License